Un último empujón, luego una larga espera en las primarias de la alcaldía de Nueva York

NUEVA YORK – Trece demócratas y dos republicanos participaron en un último esfuerzo para reunir a sus partidarios el martes mientras los votantes emitían sus votos en las primarias de la alcaldía de la ciudad de Nueva York, la primera elección en toda la ciudad en utilizar la votación por clasificación.

Varios candidatos en la carrera para suceder al alcalde Bill de Blasio tienen el potencial de hacer historia si son elegidos. La ciudad podría tener su primera alcaldesa, su primera alcaldesa asiático-estadounidense o su segunda alcaldesa negra, dependiendo de quién salga en la cima.

Pero con el debut del sistema de votación clasificada y una montaña de votos ausentes que aún faltan al menos una semana para ser contados, podría ser julio antes de que surja un ganador en la contienda demócrata.

El presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams, un ex capitán de policía que cofundó un grupo de liderazgo para oficiales negros, ha liderado varias encuestas recientes. Pero ha sido seguido de cerca por la ex comisionada de saneamiento de la ciudad Kathryn García y la ex abogada de la administración de Blasio Maya Wiley, con el ex candidato presidencial Andrew Yang también en la persecución.

"Este ha sido un viaje increíble", dijo Adams a los periodistas después de votar en Brooklyn, relatando con emoción cómo su camino hacia la policía y la política comenzó a los 15 años, cuando fue golpeado por agentes de policía. "Un niño, tirado en el piso del 103 ° Recinto, agredido por la policía, ahora podría convertirse en el alcalde a cargo de ese mismo departamento de policía".

Después de que las urnas cierren a las 9 pm, la Junta Electoral de la ciudad de Nueva York planea publicar los resultados parciales de los votos emitidos en persona, pero esa imagen inicial podría ser engañosa porque solo incluirá datos sobre quiénes los candidatos clasificaron como su primera opción.

El sistema de elección clasificada, aprobado para su uso en las elecciones primarias y especiales de la ciudad de Nueva York por referéndum en 2019, permite a los votantes clasificar hasta cinco candidatos en su boleta.

Luego, la tabulación de votos se realiza en rondas computarizadas, y la persona en último lugar es eliminada en cada ronda, y las boletas emitidas para esa persona se redistribuyen a los candidatos sobrevivientes según la clasificación de los votantes. Ese proceso continúa hasta que solo quedan dos candidatos. El que tenga más votos gana.

No será hasta el 29 de junio que la Junta Electoral lleve a cabo un recuento de esos votos utilizando el nuevo sistema. No incluirá ningún voto en ausencia en su análisis hasta el 6 de julio, por lo que cualquier recuento antes de esa fecha es potencialmente poco confiable.

Hasta el lunes, la ciudad había recibido más de 87,000 boletas de voto en ausencia, y se espera que lleguen más por correo en los próximos días.

Además de Adams, García, Wiley y Yang, otros contendientes en la contienda demócrata incluyen al Contralor de la Ciudad Scott Stringer, el exsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos Shaun Donovan, el ex ejecutivo de Citigroup Ray McGuire y la ejecutiva sin fines de lucro Dianne Morales.

De Blasio, un demócrata, deja el cargo a fin de año debido a límites de mandato.

En las primarias republicanas, el fundador de Guardian Angels , Curtis Sliwa, se enfrentó al empresario Fernando Mateo. Debido a que solo hay dos candidatos en esa carrera, la votación de elección clasificada no será un factor.

Los candidatos recorrieron la ciudad el martes haciendo una última ronda de campaña.

Wiley estaba perdiendo la voz al saludar a los votantes cerca de su lugar de votación en Brooklyn. García hizo campaña en el Bronx, mientras que Sliwa y Stringer se encontraron haciendo campaña en Manhattan.

Yang tomó el metro para reunirse con los votantes.

“Si quieres que tu ciudad trabaje para nosotros y nuestras familias, tienes que salir y votar”, dijo después de votar en Manhattan.

La preocupación por el aumento de los tiroteos durante la pandemia ha dominado la campaña para la alcaldía en los últimos meses, incluso cuando los candidatos han luchado con las demandas de la izquierda de una mayor reforma policial.

Como ex oficial, pero uno que pasó su carrera luchando contra el racismo dentro del departamento, Adams puede haberse beneficiado más del debate policial.

Denunció la consigna de “desfinanciar a la policía” y propuso reinstalar una unidad de civil disuelta para centrarse en sacar las armas ilegales de las calles.

Wiley y Stringer, que luchan por los votos progresistas, dijeron que reasignarían una parte del presupuesto del departamento de policía a otros programas de la ciudad.

De los principales contendientes, García o Wiley serían la primera alcaldesa de la ciudad si fueran elegidos. Adams o Wiley serían el segundo alcalde negro. Yang sería el primer alcalde asiático-estadounidense de la ciudad.

Yang y García formaron una alianza en los últimos días de la campaña en un aparente esfuerzo por utilizar el sistema de votación clasificada para bloquear a Adams. Los dos llevaron a cabo varios eventos de campaña conjunta, y Yang pidió a sus seguidores que clasificaran a García como su número 2, aunque García no les devolvió el favor y no les dijo a sus votantes dónde clasificar a Yang. Adams acusó a sus dos rivales de intentar deliberadamente bloquear a un candidato negro.

Ni Sliwa ni Mateo tienen muchas posibilidades de ganar las elecciones generales de noviembre en una ciudad donde los demócratas registrados superan en número a los republicanos por 7 a 1.

Antiguos aliados, los dos republicanos intercambiaron insultos personales y trataron de gritarse durante un debate sobre Zoom.

Sliwa, un presentador de radio que todavía usa su boina roja de los Ángeles Guardianes cuando aparece en público, obtuvo el respaldo del ex alcalde Rudy Giuliani, quien lo llamó "mi gran amigo" en una llamada automática a los votantes republicanos.

Mateo, un restaurador que ha dirigido organizaciones que abogan por los conductores de servicios de automóviles y los propietarios de bodegas, recibió el respaldo de Michael Flynn, el primer asesor de seguridad nacional del expresidente Donald Trump.

Business Wire
A Bershire Hathaway Company - US Hispanic News Syndication