Sesión legislativa de 2022 impulsada en gran medida por la agenda de DeSantis

TALLAHASSEE, Fla. – Hay dos cosas que la Legislatura debe abordar en la sesión de 60 días que comienza el martes: aprobar un presupuesto estatal masivo y rediseñar los mapas políticos.

Pero a medida que Florida se acerca a las elecciones de 2022, la sesión estará determinada en gran medida por la agenda del gobernador republicano Ron DeSantis, que incluye prohibir la teoría crítica de la raza en las escuelas y los lugares de trabajo, crear una oficina estatal para investigar el fraude electoral y un enorme presupuesto con obsequios para maestros, socorristas y conductores.

Se han presentado más de 3,000 proyectos de ley antes de la sesión, la mayoría de los cuales no se convertirán en ley. Y a diferencia de la mayoría de los años, los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado guardan silencio sobre sus prioridades.

“Es como la trifecta de la locura. Tienes un año de elecciones, tienes un año de redistribución y… tienes un gobernador muy fuerte en este momento”, dijo el senador republicano Jeff Brandes.

DeSantis, quien se presenta a la reelección en noviembre y es considerado un posible candidato presidencial en 2024, no se ha quedado callado sobre su agenda, que es una combinación de alimentar a su base conservadora y propuestas con un atractivo generalizado.

Gran parte de lo que propone se parece a la agenda del expresidente Donald Trump: evitar que los inmigrantes indocumentados sean ubicados en Florida, establecer una agencia para investigar el fraude electoral a pesar de la poca evidencia de que es un problema generalizado y tratar de aplastar las ideas detrás de la teoría crítica de la raza.

“Definitivamente creo que hay más de una agenda de DeSantis que he visto y escuchado más que una agenda proveniente de los líderes de las dos cámaras, lo que me preocupa”, dijo la senadora demócrata Shevrin Jones. “Es estrictamente la agenda de Ron DeSantis, y no la agenda de Florida”.

DeSantis quiere una ley que prohíba a las escuelas enseñar la teoría crítica de la raza y que permita a los padres demandar si lo hacen. También quiere permitir que los empleados puedan demandar a los empleadores que utilizan la teoría crítica de la raza como parte de su capacitación.

La teoría crítica de la raza es un concepto de décadas de antigüedad que sostiene que las instituciones estadounidenses siguen siendo sistemáticamente racistas a pesar de la eliminación de las barreras estructurales durante la era de los derechos civiles. Los conservadores dicen que divide a la sociedad al definir a las personas como opresoras y oprimidas en función de su raza, y que les enseña a los blancos a creer que son inherentemente racistas.

“Creemos que este CRT corporativo es básicamente racismo sancionado por las corporaciones y están tratando de hacérselo tragar a estos empleados”, dijo DeSantis durante una conferencia de prensa reciente. “Creemos que eso viola las leyes de derechos civiles de Florida”.

DeSantis también quiere una legislación que prohíba que las agencias estatales brinden beneficios a los inmigrantes indocumentados. También prohibiría a las agencias estatales y locales hacer negocios con cualquier entidad privada que ayude a las personas que cruzaron ilegalmente la frontera sur de los EE. UU. a reasentarse en Florida.

Y a pesar de que anteriormente dijo que las elecciones de Florida de 2020 transcurrieron sin problemas y sin evidencia de fraude electoral generalizado, DeSantis quiere casi $ 6 millones para crear una nueva oficina de aplicación de la ley dedicada a investigar el fraude electoral.

Si bien la Cámara y el Senado aún están a semanas de publicar sus propuestas de gastos estatales, DeSantis solicita un presupuesto de casi $ 100 mil millones. La propuesta incluye bonos de $ 1,000 para maestros y socorristas y una exención de impuestos a la gasolina de cinco meses que, según DeSantis, ahorrará a los conductores $ 1 mil millones.

Si bien el presidente del Senado, Wilton Simpson, y el presidente de la Cámara, Chris Sprowls, pueden no estar hablando mucho sobre lo que quieren de la sesión, los líderes republicanos tienen incentivos para ayudar a llevar a cabo los objetivos de DeSantis para ayudar a su reelección.

Los legisladores también asumirán la tarea única de dibujar nuevos mapas políticos. Debido al crecimiento de la población, Florida ganará un escaño más en el Congreso. Si bien la constitución estatal exige que los distritos se dibujen de una manera que no favorezca a un candidato o partido, los mapas propuestos por la Cámara y el Senado están trazados de una manera que haría que el nuevo distrito 28 fuera una victoria probable para los republicanos.