La policía dijo que el ex empleado que disparó y mató a ocho personas en una instalación de FedEx en Indianápolis compró legalmente los dos rifles de asalto utilizados en el ataque a pesar de las leyes de bandera roja diseñadas para evitarlo.

Un hombre armado mató a ocho personas e hirió a varias más antes de suicidarse en un tiroteo nocturno en una instalación de FedEx cerca del aeropuerto de Indianápolis, dijo la policía. Cinco personas fueron hospitalizadas, incluida una en estado crítico, después del tiroteo del jueves por la noche, dijo la portavoz del Departamento de Policía Metropolitana de Indianápolis