3 policías fueron baleados después de responder a una llamada de suicidio

Tres agentes tienen la suerte de no tener heridas que pongan en peligro su vida después de recibir disparos.

Los oficiales llegaron a una residencia después de que una mujer llamó al 911 para informar que su esposo tenía tendencias suicidas y tenía acceso a armas en su casa.

Lo que no esperaban era ser atacados al comprobar el bienestar del individuo.

Los tres oficiales se acercaron a la puerta principal y la policía dijo que fue entonces cuando Brian Hucabee, de 60 años, abrió fuego. Los oficiales respondieron al fuego.

Una bala alcanzó el cristal de uno de los escudos del oficial y le cortó la cara. Otro recibió un impacto en el pecho, pero llevaba un chaleco antibalas. Una tercera bala rozó el cuello del tercer oficial.

Sin embargo, ese no fue el final de las cosas.


Maria Belen
Maria es Editora y transalda los articulos populares sobre su credito y finanzas