El hombre que encontró el Titanic tiene más aventuras en cubierta