El jefe de policía de Miami, Jorge Colina, dice que el oficial violó las políticas del departamento.