La adolescente conducía en Spring Hill, al norte de Tampa, cuando su automóvil chocó contra una línea eléctrica caída.