¿Cómo pueden las cámaras de detección de fiebre ayudar a las empresas a reabrir durante la crisis del COVID-19?

https://www.freepik.com/premium-photo/people-waiting-temperature-check-by-thermoscan_7317874.htm#page=1&query=fever%20detection%20camera&position=5

Si bien las cámaras de detección térmica eran parte de una industria de nicho antes de la pandemia, últimamente los proveedores se han visto abrumados con el mercado. La demanda de cámaras de detección de fiebre ha aumentado vertiginosamente y puede superar los $ 6 mil millones en 2020. Aunque las cámaras de detección de fiebre también se utilizaron para la detección de SARS, H1N1 y Ébola, la demanda actual supera el requisito combinado para los tres ellos.

Todas las empresas de todo el mundo están observando varios protocolos para garantizar la seguridad de sus empleados y clientes mientras reabren sus puertas al negocio. Algunas de estas medidas son asegurar el distanciamiento social, estrictos protocolos de saneamiento y limitar la capacidad de servicio.

Sin embargo, las empresas son conscientes de que estas medidas pueden no resultar adecuadas para garantizar una prevención eficaz de la enfermedad, especialmente en fábricas, institutos y funcionarios con una gran fuerza laboral. Por tanto, estas empresas reconocen la necesidad de una solución tecnológica que pueda identificar a una persona con signos de infección incluso antes de que ingrese al local comercial.

Aunque la mayoría de las instituciones usan termómetros sin contacto para examinar a las personas, el proceso es extremadamente lento. Además, no es una opción viable para lugares con gran número de personas. Las cámaras de detección de fiebre brindan la solución más factible a este problema. No solo pueden identificar a una persona que tiene fiebre, estas cámaras también pueden escanear varias personas juntas.

Es por eso que los aeropuertos y estaciones de tren fueron los primeros en instalar cámaras térmicas para aislar a las personas que pudieran estar infectadas con el virus COVID-19. Amazon fue una de las primeras empresas privadas en instalar cámaras de detección de fiebre en sus instalaciones comerciales. Cada vez más empresas están haciendo lo mismo e instalando cámaras térmicas como solución de detección de fiebre para la prevención de la infección por COVID-19 en las instalaciones de trabajo.

La termografía ha sido parte del monitoreo de las instalaciones comerciales desde mucho antes de que comenzara la pandemia. Varias industrias utilizaron cámaras CCTV con imágenes térmicas para la vigilancia en sus instalaciones comerciales y de almacenamiento. Estas cámaras pueden captar el calor irradiado por el cuerpo de un intruso para alertar a la seguridad. La termografía es especialmente útil cuando hay poca luz o no hay luz en el área que necesita monitoreo.

Con la propagación de la pandemia, la necesidad de medidas de seguridad actualizadas se hizo bastante evidente. Por lo tanto, la industria de la seguridad comenzó rápidamente a desarrollar las capacidades de imagen térmica de las cámaras CCTV para que pudieran detectar cualquier signo de temperatura corporal elevada.

Las cámaras para detener la fiebre suelen tener dos sensores. El sensor visual presenta la imagen, mientras que el sensor térmico ha sido calibrado para que pueda detectar un rango de temperaturas identificando la radiación infrarroja emitida por cualquier persona. Los sensores térmicos destacarán a cualquier individuo cuyo calor corporal sea igual o superior a 100,4 ° F (38 ° C), ya que los expertos de los CDC consideran que es la temperatura corporal mínima para clasificarla como fiebre. Estos sensores también mantienen su precisión en una variedad de factores, como cambios ambientales o derivas térmicas.

Hay tres tipos de cámaras de detección de fiebre disponibles en el mercado. El primer tipo es un dispositivo de mano que se utiliza para escanear personas. Sin embargo, uno debe estar cerca para escanear a otra persona, lo que significa que la persona que está evaluando debe usar equipo de protección personal.

El segundo tipo es un quiosco de autoservicio, donde una persona puede pararse frente a la cámara y ser escaneada. Pero la desventaja de esta tecnología es que es menos precisa que los otros tipos, ya que el escaneo puede verse afectado por derivas térmicas.

El tercer tipo son las cámaras de detección de fiebre con sensores duales y calibración de temperatura de cuerpo negro. Es el sistema más preciso y puede escanear a varias personas desde la distancia al mismo tiempo.

Aunque las cámaras de detección de fiebre se están utilizando en la mayoría de los países desarrollados desde el inicio de la pandemia, las empresas e instituciones estadounidenses han tardado en adoptar imágenes térmicas para la detección de personas. De hecho, estas cámaras no son una solución absoluta cuando se trata de detectar personas con infección por Covid-19.

En primer lugar, las cámaras térmicas detectan la temperatura de la superficie de la piel de un ser humano y no su temperatura interna. Significa que una persona puede aparecer como caliente en el escaneo térmico, pero puede que no tenga fiebre. Probablemente estuvo al sol durante algún tiempo.

Según los CDC, no todas las personas infectadas con el virus Covid-19 tendrán fiebre tan pronto como entren en contacto con el virus. Algunas personas pueden desarrollar fiebre hasta catorce días después de infectarse, mientras que otras pueden no mostrar ningún síntoma. Sin embargo, la FDA ha clasificado las cámaras térmicas como dispositivos médicos mientras se utilizan para la detección de la infección.

Maria Belen
Maria es Editora y transalda los articulos populares sobre su credito y finanzas