Winn-Dixie y Fresco y Mas se convirtieron en las últimas tiendas en levantar el mandato de una máscara siguiendo la nueva guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.