Sweat todavía tiene la misión de satisfacer las necesidades musicales de Miami.