El presidente de Toshiba Corp. renunció, una semana después de que el gigante japonés de tecnología y fabricación dijera que estaba estudiando una propuesta de adquisición de un fondo global en el que trabajó anteriormente.