Se levantó el toque de queda en Miami-Dade, justo a tiempo para que el empresario Dave Grutman y el cantante Pharrell Williams vuelvan a dejar su huella en la Ciudad Mágica.