La transmisión PDK de Porsche hace que el Cayman GT4 tenga un desempeño objetivamente mejor, pero para un auto deportivo tan enfocado en la emoción cruda, ¿es mejor que ir manual?