Estados Unidos lanzó ataques aéreos el domingo por la noche contra tres instalaciones en la frontera entre Irak y Siria, que el Pentágono dice que las milicias respaldadas por Irán han estado utilizando para llevar a cabo ataques con aviones no tripulados contra personal estadounidense. Los funcionarios estadounidenses se han alarmado cada vez más por el uso de pequeños aviones teledirigidos que vuelan a baja altura, en lugar del tradicional lanzamiento de cohetes, para atacar de forma encubierta a los EE. UU.