Logo

Los investigadores crean el primer brazo robótico controlado por la mente que funciona bien sin cirugía

by / 0 Comments / 6 View / June 20, 2019

Investigadores de Carnegie Mellon que trabajan con compañeros de la Universidad de Minnesota han hecho un gran avance en la interfaz cerebro-computadora (BCI) y en la tecnología robótica: han desarrollado una forma para que una persona controle un brazo robot con sus mentes , sin necesidad de cirugía ni procedimientos invasivos para hacerlo posible.

El robot controlado por la mente en este experimento también mostró un alto grado de control del motor, ya que es capaz de rastrear el cursor de una computadora mientras se mueve a través de una pantalla. Obviamente, este es un gran paso adelante en el campo, ya que demuestra la viabilidad de controlar las computadoras con su cerebro de manera más general, lo que podría tener todo tipo de aplicaciones potenciales, entre las que se encuentran las personas con parálisis u otros tipos de trastornos que afectan El movimiento es una forma alternativa de operar dispositivos computarizados.

Hasta la fecha, las demostraciones y ejecuciones exitosas y altamente precisas de la tecnología de BCI en personas han dependido de los sistemas que incorporan implantes cerebrales, que recogen las señales desde el interior del usuario. Implantar estos dispositivos no solo es peligroso, sino que también es costoso y no necesariamente se entiende completamente en términos de su impacto a largo plazo. Esto ha llevado a que no se utilicen mucho, lo que significa que solo unas pocas personas han podido beneficiarse de su impacto.

El avance del equipo de investigación de la CMU y la Universidad de Minnesota es desarrollar un sistema que pueda lidiar con la menor calidad de la señal que proviene del uso de sensores que se usan fuera del cuerpo y que se aplican a la piel. Pudieron emplear una combinación de nuevas tecnologías de detección y aprendizaje automático para captar las señales del usuario que se encuentran en lo más profundo del cerebro, pero sin el tipo de "ruido" que normalmente viene con las técnicas no invasivas.

Este descubrimiento innovador puede que ni siquiera esté tan lejos de cambiar la vida de los pacientes reales: el equipo de investigación tiene la intención de iniciar ensayos clínicos pronto.

Your Commment

Email (will not be published)